Cuentos de Princesas

La Princesa Mariposa

La Princesa MariposaCuento corto: La Princesa Mariposa

Érase una vez vivía una bella princesa. Con una piel tan pura como su alma, con unos ojos tan fascinantes en los que te podías perder, era famosa en todos los reinos vecinos, no solo por su belleza, sino también por su ingenio e inteligencia.

Muchos príncipes querían convertirse en su caballero de brillante armadura, pero fracasaron.

Un hombre poseedor de una magia que podía incluso secar los océanos, se enamoró de esta princesa.

El mago viajó al castillo para pedir la mano de la princesa para casarse.

–Bella princesa y venido hasta aquí para pedirte tu mano.

Pero la princesa lo rechazó.

–Usted no vale la pena.

Este comentario enfadó al mago. La amaba demasiado como para dejarla ir. Así que la transformó en una mariposa. Desaparecieron en el aire antes de que alguien se diera cuenta de lo que pasó.

Él le prometió que les devolverá su vida si ella se casaba con él. Pero aun así, la princesa lo rechazó.

–Bella princesa. ¿Por qué sigues rechazando?

–Tú no vale la pena.

¿Qué no valgo la pena? Pero eres una mariposa. Ámame y te aré de nuevo humana.

¡Nunca! Dijo la princesa.

Pero una noche ella tuvo la posibilidad de escapar. Y lo hizo.

–Pero que necesitará la princesa para que acepte. Oh, no, se ha escapado.

–Oh, oh, qué cansado es volar.

La Princesa Mariposa casi es atrapada por un águila, pero logró escapar. Por un momento la princesa olvidó que era una mariposa, pero la princesa testaruda se secó las lágrimas y continuó adelante hasta llegar a la casa de un pintor.

–Ah, ¿Qué es esto?

¿Quién es mi nuevo visitante?

–Yo soy la princesa.

¡Qué mariposa tan bonita!

– ¿Por qué tienes retratos míos en la pared?

El pintor no escucha sus súplicas, la voz de la princesa es tan minúscula que ni siquiera un mosquito podría escucharla.

¿Estás admirando mis pinturas de la princesa? Es la mujer más hermosa que he visto en mi vida. Su rostro atormenta mis sueños. Por eso la pinto.

–Pero yo soy la princesa Skyla. ¿Qué estás haciendo? ¡Déjame irme!

No te preocupes, ya tengo una nueva amiga mariposa.

El pintor atrapa a la princesa sin saber que es la princesa que tanto admira.

Dos días después, una vez que su ala se había recuperado, el pintor la liberó en la naturaleza. La princesa volaba y volaba sin saber dónde iba.

–Oh, oh Dios mío, dónde estoy yendo.

Entonces se encuentra una cascada. Le recuerda a la cascada que solía ir cada luna llena y en la que cantaba hasta que su corazón se contentara.

Lentamente, comenzó a llorar y tararear una triste melodía. Poco sabía ella que la cascada era el hogar de una diosa.

–Tienes una voz exquisita, pequeña mariposa.

–Soy una princesa.

Te oí tararear desde dentro de mi hogar.

–Tarareando pensé que estaba cantando.

La princesa todavía no comprende que el mundo no pueda escuchar su verdadera voz.

–Los simples mortales no pueden escucharte. Te voy a conceder el poder de la voz.

Entonces se oye la verdadera voz de la princesa. La princesa Mariposa se pone a cantar a su gusto. Esto impresionó tanto a la diosa que le concedió a la princesa un deseo.

–Oh, muchas gracias diosa.

Ella le cuenta a la diosa su historia y dice que su deseo es que le dé su forma humana nuevamente.

–No puedo hacer tal cosa, porque el hechizo es demasiado poderoso para ser revertido permanentemente.

–Qué quieres decir con permanentemente.

–Puedo otorgar de tu forma humana, pero solo por dos minutos.

–Ah, gracias, gracias.

–La única manera de realmente romper el hechizo es matar al que te lo puso.

–Ese mago viejo y miserable me hizo esto.

–Si puedes vencer a ese mago, volverás de nuevo a ser humana.

Le dijeron a la princesa que dos minutos vendrán en un momento de gran necesidad.

–Luego, una vez que hayan pasado los dos minutos, volverás a ser una mariposa para siempre si no puedes matar al mago.

–Si diosa, sé lo que tengo que hacer.

–Ah, mi pequeña amiga mariposa ha regresado, dijo el pintor.

–Debes ayudarme, por favor, ayúdame.

¡Pero puedes hablar! ¿Qué necesitas?

–Yo soy la princesa Skyla. Necesito tu ayuda para volver a ser humana.

–No entiendo cómo puede ser la princesa. El objeto de mi amor y afecto de estos años. Si solo eres una mariposa.

–Un mago malvado que estaba enamorado de mí, me cambió este aspecto y me capturó. Conseguí por poco escapar de su miserable águila, tratando de escapar acabé aquí.

El pintor se encontraba en un dilema.

¿Será realmente esta mariposa que hablaba, la princesa esquila?

–Tendrás que demostrarme que eras la princesa.

¡Qué disparate!

–Entonces se supone que debo creer a cada mariposa parlante que vaga por mi casa.

Él tenía razón.

–Muy bien, pregúntame, hago que solo la verdadera princesa sabría.

¿Qué te regaló tu padre en tu sexto cumpleaños?

–Eso es muy fácil. Un poni muy bonito, lo cabalgo hasta el día de hoy. O más bien lo hacía cuando era humana.

¡Correcto! Oh, realmente eres la princesa. Estoy muy contento de tenerte en mi casa.

–Sí, sí, tenemos que darnos prisa. El mago.

–Claro que sí, mi princesa.

¿Pero qué estás haciendo? Debemos irnos ya.

El pintor comenzó a cavar en su patio y dijo:

–Debo enfrentarme a un mago con mis propias manos princesa, tengo armas y armaduras aquí, en alguna parte.

No era el guerrero más feroz. Sin embargo, cuando se detuvo frente a la princesa, listo para dar su vida por ella, algo se movió profundamente en su interior.

–Cuánto tiempo me has estado pintando.

–Desde el día que naciste. Vi que eras digna de pintar. No sabía que te convertías de esta manera.

La princesa entonces se dio cuenta de que este pintor es quien había estado buscando durante toda su vida.

–No deberíamos irnos princesa.

–Oh, si debemos apresurarnos para llegar al castillo del mago, yo iré hasta allí.

Ellos viajaron al oscuro y sombrío castillo del mago.

–Su habitación está aquí abajo. Si él está durmiendo, quizás podremos matarlo antes de que despierte.

–Ojalá. No soy un gran caballero.

¡Quién anda ahí!

Oh, Dios mío, quién se atreve a entrar en mi casa.

–Es la princesa Skyla y su valiente guerrero.

–Este tonto se supone que es mi oponente.

El malvado mago lanzó sus poderes al guerrero, la princesa para salvarlo se interpuso y se convirtió en humana.

–Oh no, mi princesa, te hiciste humana para salvarme.

–Tú eres mi caballero, mi verdadero príncipe.

Al verla al borde de la muerte, el mago cambió de parecer.

–Me da igual que sienta lo mismo o no, la quiero demasiado como para dejarla morir.

Con sus poderes salvó a la princesa y desapareció.

¡Se ha ido! Vuelvo a ser humana.

–Vayamos a casa, mi princesa.

Ellos se llevaron un caballo del establo del mago y comenzaron la caminata de regreso a casa para comenzar su nueva vida juntos. Y fueron felices para siempre.

FIN

Fuente: Cuentos de hadas españoles

Reflexión del cuento: El cuento «La princesa mariposa» nos cuenta una historia sobre la importancia de ser fiel a uno mismo y de no conformarse con aquello que no nos hace felices. La princesa se niega a casarse con un hombre que no valora su verdadera belleza, y por esto es castigada y transformada en una mariposa. Sin embargo, a pesar de las dificultades que enfrenta, la princesa sigue siendo leal a sus valores y su identidad, y esto la lleva a buscar la manera de romper el hechizo y recuperar su forma humana.

La historia también nos muestra la importancia de la bondad y la ayuda desinteresada de los demás, como cuando la diosa le otorga a la princesa la habilidad de cantar y le ofrece un breve período de tiempo para recuperar su forma humana.

Preguntas frecuentes del cuento La Princesa Mariposa

¿Quién se enamoró de la princesa en el cuento?

Un mago que poseía una magia muy poderosa.

¿Por qué la princesa se convierte en una mariposa?

El mago la transforma en una mariposa como castigo por rechazar su propuesta de matrimonio.

¿Qué promete el mago a la princesa mariposa para que vuelva a ser humana?

Promete devolverle su forma humana si se casa con él.

¿Por qué la princesa rechaza la oferta del mago de volver a ser humana?

La princesa rechaza la oferta del mago porque ella no está dispuesta a casarse con alguien que la ha maltratado.

¿Cómo logra escapar la princesa mariposa de las garras del águila?

La princesa mariposa logra escapar del águila usando sus habilidades de vuelo y agilidad.

¿Por qué el pintor atrapa a la princesa mariposa?

El pintor atrapa a la princesa mariposa porque piensa que es una mariposa hermosa y quiere tenerla como amiga.

¿Por qué la diosa se conmueve por la voz de la princesa mariposa?

La diosa se conmueve por la voz de la princesa mariposa porque es exquisita y hermosa.

¿Por qué la diosa no puede concederle a la princesa mariposa su deseo de volver a ser humana?

La diosa no puede concederle a la princesa su deseo de volver a ser humana porque el hechizo es demasiado poderoso para ser revertido permanentemente.

¿Cómo puede la princesa volver a su forma humana?

La única forma de volver a su forma humana es matando al mago que la transformó en mariposa.

¿Cuál es el deseo de la princesa mariposa cuando se encuentra con la diosa?

El deseo de la princesa mariposa es que la diosa le devuelva su forma humana.

Que tanto saben del cuento La Princesa Mariposa

Es hora de poner a prueba los conocimientos de tus niñas y niños sobre el cuento La Princesa Mariposa. Elaboramos un cuestionario de preguntas para tus peques.

  • ¿Cómo se llama el cuento?
  • ¿Qué personajes aparecieron en el cuento?
  • ¿Quién fue el presonaje principal del cuento?
  • ¿Cuál fue tu parte favorita del cuento?
  • ¿En que lugar ocurrio la historia?
  • ¿Inventa otro final para el cuento?

Cuentos cortos y de Princesas que también te puede interesar!

Cuentos soñadores, de aventura, dragones, príncipes, princesas y muchos más!

Los zapatos rojos de Karen

Los zapatos rojos de Karen

Érase una vez una niña llamada Karen, era bonita, dulce y delicada pero también era terriblemente pobre. Era tan pobre que los únicos zapatos que poseía eran unos de...

Leer más
El toque de oro del rey Midas

El toque de oro del rey Midas

El rey Midas era muy, muy rico. Se decía que tenía más oro que cualquier otro rey en el mundo. Había una gran habitación dentro de su enorme castillo...

Leer más
La colaboradora de Santa Claus

La colaboradora de Santa Claus

Mafer era una niña buena, generosa y educada, cada día hacía todo lo posible por hacer feliz a mamá, ayudaba en todo lo que podía en casa y así...

Leer más
El Príncipe y el Mendigo

El Príncipe y el Mendigo

Érase una vez un niño, llamado Tom Canty que vivía en una humilde casa con sus padres. Se trataba de un joven muy pero muy pobre, pero bondadoso y...

Leer más
El Gato con Botas

El Gato con Botas

¡Disfrútalo! ¡Aquí tienes el audio cuento! Esta antigua historia comienza con la muerte del molinero, un viejo hombre que vivía con sus tres hijos, entre los cuales repartió su...

Leer más
Simbad el Marino

Simbad el Marino

Hace tiempo, un pobre hombre llamado Simbad el Cargador vivía en la ciudad de Bagdad. Se mantenía con el duro trabajo de acarrear pesadas cargas al hombro. Un día...

Leer más
Menu