Cuentos de Princesas

La Princesa de Fuego

La Princesa de Fuego

Hubo una vez una princesa increíblemente rica, bella y sabia. Cansada de pretendientes falsos que se acercaban a ella para conseguir sus riquezas, hizo publicar que se casaría con quien le llevase el regalo más valioso, tierno y sincero a la vez. El palacio se llenó de flores y regalos de todos los tipos y colores, de cartas de amor incomparables y de poetas enamorados. Y entre todos aquellos regalos magníficos, descubrió una piedra; una simple y sucia piedra. Intrigada, hizo llamar a quien se la había regalado. A pesar de su curiosidad, mostró estar muy ofendida cuando apareció el joven, y este se explicó diciendo:

–Esa piedra representa lo más valioso que le puedo regalar, princesa: es mi corazón. Y también es sincera, porque aún no es suyo y es duro como una piedra. Sólo cuando se llene de amor se ablandará y será más tierno que ningún otro.

El joven se marchó tranquilamente, dejando a la princesa sorprendida y atrapada. Quedó tan enamorada que llevaba consigo la piedra a todas partes, y durante meses llenó al joven de regalos y atenciones, pero su corazón seguía siendo duro como la piedra en sus manos. Desanimada, terminó por arrojar la piedra al fuego; al momento vio cómo se deshacía la arena, y de aquella piedra tosca surgía una bella figura de oro. Entonces comprendió que ella misma tendría que ser como el fuego, y transformar cuando tocaba, separando lo inútil de lo importante.

Durante los meses siguientes, la princesa se propuso cambiar en el reino, y como con la piedra, dedicó su vida, su sabiduría y sus riquezas a separar lo inútil de lo importante. Acabó con el lujo, las joyas y los excesos, y las gentes del país tuvieron comida y libros.

Cuando trataban con la princesa salían encantados por su carácter y cercanía, y su sola presencia transmitía tal calor humano y pasión por cuanto hacía, que comenzaron a llamarla cariñosamente «La princesa de fuego».

Y como con la piedra, su fuego deshizo la dura corteza del corazón del joven, que tal y como había prometido, resultó ser tan tierno y justo que hizo feliz a la princesa hasta el fin de sus días.

FIN

Cuentos de Princesas que también te puede interesar!

Cuentos soñadores, de aventura, dragones, príncipes, princesas y muchos más!

Alicia en el país de las Maravillas

Alicia en el país de las Maravillas

En un día soleado, Alicia y su hermana salieron a dar un paseo por los campos. Su hermana leía un libro, mientras que Alicia estaba muy aburrida. Justo cuando...

Leer más
Las aventuras de Carmín, Estrellita y Lunita

Las aventuras de Carmín, Estrellita y Lunita

Carmín era una princesita muy juguetona que tenia como amiga a Estrellita, un día por la noche decidieron ir al cielo a jugar con su amiguita Lunita.

Leer más
La Reina de las Nieves

La Reina de las Nieves

Había una vez dos niños que eran muy amigos y se querían como hermanos, aunque no lo fueran. La niña se llamaba Gerda y el niño Kay. Ambos eran...

Leer más
La Hilandera

La Hilandera

Érase una vez un molinero muy pobre que no tenía en el mundo más que a su hija. Ella era una muchacha muy hermosa. Cierto día, el rey mandó...

Leer más
El Príncipe Feliz

El Príncipe Feliz

En la parte más alta de la ciudad, sobre una columnita, se alzaba la estatua del Príncipe Feliz. Estaba toda revestida de madreselva de oro fino. Tenía, a guisa...

Leer más
Cenicienta (Princesa Disney)

Cenicienta (Princesa Disney)

Erase una vez, una joven muy buena llamada Cenicienta. Todos los animalitos la querían mucho - especialmente dos ratoncitos llamados Gus y Jaq.

Leer más