Cuentos de Princesas

La luciérnaga y la serpiente

Veraneaba un día de mucho sol, una luciérnaga feliz de la vida. De pronto una serpiente con mucha hambre la miró, se acercó, e intentó comérsela. La luciérnaga no era tonta y esquivó su ataque. La luciérnaga voló rápidamente hacia los árboles, pero la serpiente era muy hábil y se deslizaba en la misma dirección que la luciérnaga e incluso saltaba por los árboles, por lo que la luciérnaga estaba preocupada y trataba de volar más rápido. Luego de un día completo de persecución, la luciérnaga estando cansada,se detuvo y le dijo a la serpiente: «Espera un momento. Sé que tú también estás cansada. ¿Podemos parar un momento mientras te hago una pregunta?» La serpiente, soberbiamente le respondió: «Normalmente no le respondo preguntas a mi comida, pero por esta vez lo haré.» Entonces la luciérnaga dijo: «Que yo sepa tú no comes luciérnagas. ¿Por qué me persigues?».

A lo que la serpiente responde: «Pues la respuesta es sencilla. No me gusta verte brillar«. Entonces la luciérnaga dijo:»Qué pena me da que seas envidiosa. Yo estoy cansada de volar sin parar un día entero; así que me rindo. Puedes comerme si quieres.» La serpiente, se abalanzó con sobre la pobre luciérnaga, sin darse cuenta que muy cerca estaba un tigre enorme (que por cierto, era amigo de la luciérnaga) que se comió a la serpiente pues había escuchado la conversación entre ella y la luciérnaga y quería defender a su amiga de las manos del reptil.

La envidia es un defecto que fácilmente se apodera de muchos de nosotros en diversas circunstancias en la vida. Sentir envidia es común, pero depende de cada uno, como exterioriza ese sentimiento. No debemos darle energía a la envidia ni actuar en función a ella, de forma irracional como la serpiente.

Fuente: www.cuentoscortosparaniños.org

Cuentos de Princesas que también te puede interesar!

Cuentos soñadores, de aventura, dragones, príncipes, princesas y muchos más!

El rey malvado

El rey malvado

Había una vez un rey que era tan malvado que no permitía que ninguna viuda viviera en su reino, porque estaba seguro de que habían causado la muerte de sus...

Leer más
Las Hadas

Las Hadas

Érase una vez una viuda que tenía dos hijas. La mayor asemejaba a la madre en todo, tanto físicamente como en el carácter, quien veía a la madre veía...

Leer más
La Campana

La Campana

Cierta vez, en un pueblo escondido entre altas montañas, se celebraba una gran fiesta. –¡Qué fiesta tan divertida! –dijo el niño que tocaba el tambor. De pronto, dominando los...

Leer más
El hada de las aguas

El hada de las aguas

Dos hermanitos jugaban alrededor de un pozo, ellos estaban solos. Corrían tanto que sin darse cuenta, pronto los dos cayeron a las profundidades del pozo. Allí vivía una hada...

Leer más
Barba Azul (1ra parte)

Barba Azul (1ra parte)

Había una vez un hombre muy rico que contaba con muchas propiedades en la ciudad donde vivía, hermosos objetos de oro y playa y muebles muy finos, entre otros...

Leer más
El caracol y el rosal

El caracol y el rosal

Este era un jardín muy bello, que crecía en un campo repleto de avellanos. Las vacas y los corderos pastaban en los alrededores mientras que en el propio jardín,...

Leer más