Cuentos de Princesas

Las Tres Muñecas

Las Tres MuñecasCuento corto: Las Tres Muñecas

Había una vez un rey en la India, el rey Ragavendra a quien le encantaba resolver acertijos. Un día recibió un regalo de su mejor amigo, el rey Vilasrao.

Hola Alteza, le traigo un regalo de mi rey, su alteza real, el rey Vilasrao.

Aha! debe ser otro rompecabezas, tu rey y yo resolvimos muchos juntos cuando estábamos en Gurukul.

Siéntete como en casa, en el palacio, mientras escribo una respuesta para Vilas.

Bien, gracias alteza.

Ragavendra abrió la caja y comenzó a leer una nota.

–Haber si puedes encontrar una diferencia entre las tres muñecas.

Como respuesta Ragavendra comenzó a escribirle una nota para Vilasrao.

–Gracias Vilas, te aseguro que pronto te envíale la respuesta.

El rey dejó las tres muñecas sobre una mesa y las examinó.

Paso horas midiendo cada detalle de las muñecas.

Pero no pudo encontrar ninguna diferencia entre ellas. El rey se preguntó qué se estaba perdiendo, y finalmente, después de pensarlo mucho, convocó al hombre más sabio de la corte.

A ver si puedes encontrar alguna diferencia entre las tres muñecas.

Lo haré lo mejor que pueda, alteza.

El hombre sabio examinó las tres muñecas con todo lujo de detalles, pero tampoco pudo encontrar ninguna diferencia.

Lo siento mucho alteza, pero en mi opinión, las tres muñecas son exactamente iguales. ¿Cómo es eso posible?

Tal vez su amigo le ha gastado una broma.

Mi amigo nunca bromeaba cuando se trata de acertijos, el bufón de la corte habría hecho mejor tu trabajo.

En ese momento, el bufón de la corte que pasaba por allí escuchó aquello y entró en la habitación.

Pasaba por aquí y he escuchado mi nombre. ¿Qué le gustaría al señor? ¿Una broma? ¿Un baile? ¿Un juego?

Aja, sí el sabio no ha podido hacerlo. Tal vez el bufón lo haga. ¿Puedes encontrar alguna diferencia entre las tres muñecas?

Parecen iguales, pesan lo mismo, sonríen igual, incluso suenan igual.

Su sonido es silencioso. Por eso suenan igual.

No existe ninguna diferencia, en absoluto, alteza. Puede ser este acertijo una broma.

Mi amigo nunca bromea cuando se trata de acertijos. Vete.

El rey estaba tan desesperado que permitió que cualquiera que quisiera intentara resolver el rompecabezas, pero nadie tuvo éxito.

Un día, una vieja cuenta cuentos fue llevada a su presencia.

He escuchado que un acertijo, le perturba alteza.

Aha! ¡Los cuenta cuentos ahora resuelven acertijos?

Quizás esta historia sea sobre un rompecabezas o tal vez había una historia en este rompecabezas.

Ah, inténtalo si quieres.

Una historia, requiere un narrador y un oyente alteza.

Hee, me estás pidiendo que me quede.

Si alteza y todo lo que necesito son tres mechones de cabello.

Tres mechones de cabello. ¿Por qué?

Bueno, las cosas que son iguales por fuera podrían ser muy diferentes por dentro, ahora podría arrancarse tres mechones del cabello y dármelos a la vez.

Me estás dando una orden.

Tal vez, pero no pido nada que no sea razonable.

Bien, aquí tienes los tres mechones.

La anciana puso cada mechón en las orejas de las muñecas.

Primera muñeca: el mechón se quedó dentro de su oreja.

Segunda muñeca: el mechón salió por la otra oreja.

Tercera muñeca: el mechón salió por la boca.

La diferencia. ¿Qué significa esto?

Bueno, la primera muñeca es el hombre sabio. El escucha, asimila a cada palabra y guarda en lo más profundo de su corazón.

La segunda muñeca pertenece al tonto. Lo que escucha le entra por un oído y les sale por el otro.

La tercera muñeca es de la cuenta cuentos. Lo que oye lo transmite a los demás.

Entonces, ¿Qué tipo de persona crees que es la mejor?

Depende de la situación alteza.

A veces hay cosas que deben mantenerse en secreto. A veces hay cosas como los chismes que no merecen ninguna atención, y otras cosas como historias, conocimientos o lecciones que deben compartirse con todos, para que todos puedan beneficiarse de ellas. Son las muñecas en sí mismas, las que son buenas o malas. Depende de qué muñecas se use en cada situación.

Oh, muchas gracias.

El rey como recompensa le entregó una bolsa llena de dinero.

Es tu recompensa, mi señora.

Entonces, el rey envió la respuesta del rompecabezas a su amigo, agradeciéndole la maravillosa lección que le habían enseñado.

Es importante saber decidir qué hacer con un dato, ya sea para mantenerlo en secreto, para ignorarlo o para compartirlo. Pensar en esas tres muñecas le ayudaba a decidir.

FIN

Fuente: Cuentos de hadas españoles

Que tanto saben del cuento Las Tres Muñecas

Es hora de poner a prueba los conocimientos de tus niñas y niños sobre el cuento Las Tres Muñecas. Elaboramos un cuestionario de preguntas para tus peques.

  • ¿Cómo se llama el cuento?
  • ¿Qué personajes aparecieron en el cuento?
  • ¿Quién fue el presonaje principal del cuento?
  • ¿Cuál fue tu parte favorita del cuento?
  • ¿En que lugar ocurrio la historia?
  • ¿Inventa otro final para el cuento?

Cuentos cortos y de Princesas que también te puede interesar!

Cuentos soñadores, de aventura, dragones, príncipes, princesas y muchos más!

Los reyes magos

Los reyes magos

Según nos han contado los reyes magos eran unos sabios, filósofos y personas muy importantes. Ellos guiados por una estrella muy brillante, fueron llevados desde una parte del oriente...

Leer más
La Panadera y los Mil Panes

La Panadera y los Mil Panes

¡Disfrútalo! ¡Aquí tienes el audio cuento! Había una vez una panadera llamada Irene, que trabajaba en su panadería con mucho amor y dedicación. Un día, recibió un gran pedido...

Leer más
El Traje Nuevo del Emperador

El Traje Nuevo del Emperador

Hace muchos años vivía un emperador cuya única obsesión consistía en estrenar vestidos. Gastaba toda su fortuna en ese fin. Tenía un vestido para cada hora del día, incluso...

Leer más
La Leyenda del Martisor

La Leyenda del Martisor

Antigua Leyenda de Rumanía Nos cuenta el origen de una fiesta típica del país y que también se da en otros países vecinos como Bulgaria y Moldavia. Nos habla...

Leer más
La luz azul

La luz azul

Hubo un rey cuyo soldado estuvo a su servicio durante tiempos de guerra, a causa de sus heridas ya no pudo seguir trabajando. El rey lo despidió sin ningún...

Leer más
La Hilandera

La Hilandera

Érase una vez un molinero muy pobre que no tenía en el mundo más que a su hija. Ella era una muchacha muy hermosa. Cierto día, el rey mandó...

Leer más
Menu