Cuentos de Princesas

Las 3 Princesas Delicadas (versión 2)

Las 3 Princesas Delicadas (versión 2)Cuento corto: Las 3 Princesas Delicadas (versión 2)

En un lejano reino, vivió una vez un rey y su esposa la reina. Los dos monarcas eran en verdad muy felices, pues tenían tres hijas hermosas y alegres que se la pasaban todo el día jugando en los alrededores del palacio. La mayor de las princesas se llamaba Leticia, la mediana se llamaba Esther y la más pequeñita de las tres respondía al nombre de Ana.

¡Eran tan divertidas las hijas del rey! Su padre siempre las contemplaba feliz mientras ellas saltaban y jugaban entre risas y carcajadas. Cierto es que las pequeñas nunca se enfermaban, y desde que nacieron, habían crecido muy sanas y fuertes.

Sin embargo, un buen día, sucedió algo muy terrible, pues las tres princesas se habían vuelto irremediablemente delicadas.

Leticia, la mayor de las princesas, había salido al jardín como acostumbraba a hacer todas las mañanas, y no anduvo ni dos pasos cuando de las ramas del rosal se desprendió un pétalo pequeño que se posó en su cabeza. Al instante, la princesa Leticia quedó desmayada en el suelo, y en su cabeza había un chichón tan grande que los médicos tardaron en curarla toda una semana.

Al día siguiente, Esther, la princesa mediana, despertó en su cama entre gritos y sollozos cuando descubrió una herida inmensa en su espalda. Cuando intentaron curarla, los médicos no podían creer que un pequeño pliegue de las sábanas había sido la causa de aquella herida tan grande.

Finalmente, y al ver la salud tan delicada de sus dos hijas, el rey y la reina decidieron hacer algo por Ana, la más pequeña de las princesas. Durante dos días y dos noches, los arquitectos del palacio se la pasaron construyendo una urna de cristal enorme para proteger a Ana de todo peligro. Dentro de la urna, ubicaron entonces la cama de la princesa, una mesa, dos sillones y un gato.

A través de las paredes de cristal, los reyes contemplaban a su pequeña hija jugando a todas horas y durmiendo en las noches, y por primera vez pudieron sentirse tranquilos de que a su pequeña no le pasaría nada. Sin embargo, una noche entró a la urna de cristal un pequeño mosquito que con el batir de sus alas provocó un terrible resfriado en la princesa Ana.

Desde entonces, las tres princesas han quedado débiles para siempre, y cuenta la leyenda que el rey y la reina aún permanecen en alerta, velando porque nada les pase a sus hijas tan delicadas.

FIN

También te puede interesas: Las princesas delicadas versión 1

Que tanto saben del cuento Las 3 Princesas Delicadas (versión 2)

Es hora de poner a prueba los conocimientos de tus niñas y niños sobre el cuento Las 3 Princesas Delicadas (versión 2). Elaboramos un cuestionario de preguntas para tus peques.

  • ¿Cómo se llama el cuento?
  • ¿Qué personajes aparecieron en el cuento?
  • ¿Quién fue el presonaje principal del cuento?
  • ¿Cuál fue tu parte favorita del cuento?
  • ¿En que lugar ocurrio la historia?
  • ¿Inventa otro final para el cuento?

Cuentos cortos y de Princesas que también te puede interesar!

Cuentos soñadores, de aventura, dragones, príncipes, princesas y muchos más!

El pequeño vaso de Nuestra Señora

El pequeño vaso de Nuestra Señora

En una ocasión un tren traía un vagón lleno de vino, pero pesaba tanto ese vagón que en el camino se detuvo y no había manera de moverlo, siendo...

Leer más
Compartiendo dicha y tristeza

Compartiendo dicha y tristeza

Hubo una vez un sastre que tenía mal carácter, peleaba mucho con su esposa a pesar de que ella era una buena y pacífica persona. Este hombre nunca estaba...

Leer más
El Molinillo de los Enanos Colorados

El Molinillo de los Enanos Colorados

Había una vez, hace muchísimos años, dos hermanos que eran pescadores. Shiro, el mayor, tenía barcos grandes, redes nuevas y una hermosa casa. Jun, el menor, era pobre; sus...

Leer más
La Princesa y la Dragona

La Princesa y la Dragona

¡Disfrútalo! ¡Aquí tienes el audio cuento! Esta es la historia de una princesa, pero no se engañen. No está esperando que la salve un príncipe azul. Ella es diferente....

Leer más
El ganzo de oro

El ganzo de oro

Hubo un hombre una vez, que tuvo tres hijos. El menor de ellos llamado Dummling era ignorado y siempre era la burla de sus hermanos. Llego el día en...

Leer más
La novia de la liebre

La novia de la liebre

En una cabaña muy humilde, habitaba una joven muy hermosa con su madre, quien era viuda y granjera. Un día, al asomarse a su parcela, la mujer vio como...

Leer más
Menu