Cuentos de Princesas

El Sol, la Luna y el Gallo

El Sol, la Luna y el GalloCuento corto: El Sol, la Luna y el Gallo

Esta antigua leyenda de Filipinas explica por qué, cada mañana, los gallos se despiertan y cantan. Este cuento te ayudará a explicar a los más pequeños la importancia de no ser perezoso y de ser responsable de las tareas del hogar.

Cuenta la leyenda que, al principio de los tiempos, vivían en el cielo tres peculiares hermanos: el sol ardiente y brillante, la luna hermosa y clara, y un gallo charlatán que se pasaba todo el día cantando.

Los tres compartieron la tarea. El sol se encargaba de iluminar y calentar la tierra. Mientras tanto, la luna y el gallo realizaban tareas domésticas como planchar, cuidar las plantas o cocinar.

Un día, la luna le pidió al gallo que llevara las vacas al establo, ya que casi se acercaba el sol y empezaba a hacer frío. El gallo perezoso se negó a hacerlo.

¡No voy a llevar las vacas al establo! Hoy he hecho mucho, estoy cansado y quiero dormir.

La luna, al escuchar lo que había dicho su hermano, se enfadó muy seriamente y volvió a insistir, pero el gallo no quiso ir. Entonces la luna se enfadó tanto que lanzó al gallo con todas sus fuerzas al espacio, hacia la Tierra.

Cuando el sol volvió a casa y encontró a su hermana, le preguntó dónde estaba el gallo. Ella respondió diciéndole la verdad. El sol no creyó lo que escuchó y se enojó mucho:

¿Cómo pudiste echar a nuestro hermano de la casa? ¡Estoy muy molesto contigo y no quiero saber nada más de ti! Lo que acabas de hacer es imperdonable. A partir de ahora trabajaré de día y tú saldrás de noche. De esa manera, no tendremos que vernos más. Además, voy a hablar con el gallo y le voy a pedir que me despierte todas las mañanas del suelo con su canto para poder volver al trabajo, pero también le voy a decir que duerma en su gallinero por la noche para no verte.

A partir de ese momento, el sol y la luna empezaron a trabajar por turnos. Cuando volvió el sol, la luna se había ido con las estrellas para iluminar la noche oscura. Nunca volvieron a cruzar, gracias al canto del gallo, que se acostumbró a vivir en la finca y despertar a su hermano al sol cada mañana.

¡Ahora sabes por qué cantan los gallos de día!

FIN

Que tanto saben del cuento El Sol, la Luna y el Gallo

Es hora de poner a prueba los conocimientos de tus niñas y niños sobre el cuento El Sol, la Luna y el Gallo. Elaboramos un cuestionario de preguntas para tus peques.

  • ¿Cómo se llama el cuento?
  • ¿Qué personajes aparecieron en el cuento?
  • ¿Quién fue el presonaje principal del cuento?
  • ¿Cuál fue tu parte favorita del cuento?
  • ¿En que lugar ocurrio la historia?
  • ¿Inventa otro final para el cuento?

Cuentos cortos y de Princesas que también te puede interesar!

Cuentos soñadores, de aventura, dragones, príncipes, princesas y muchos más!

Laboriosidad y ociosidad

Laboriosidad y ociosidad

Hubo una vez una jovencita que era muy bonita pero era bastante ociosa y descuidada, pues cada vez que iba a hilar, si algo no le salía como quería,...

Leer más
El ratoncillo blanco

El ratoncillo blanco

Un día, el rey de un próspero reino salió de caza él solo y mientras andaba por el bosque, se perdió. Estaba intentando encontrar el camino de nuevo cuando...

Leer más
Hansel y Gretel

Hansel y Gretel

Érase una vez, en una choza próxima al bosque vivía un leñador con su esposa y sus dos hijos: Hansel y Gretel. El hombre era muy pobre. Tanto, que...

Leer más
Los Siete Cuervos

Los Siete Cuervos

Había una vez, hace ya mucho tiempo, un matrimonio que tenía siete hijos y ninguna hija. Esto era siempre motivo de pena para aquellas buenas gentes, porque les hubiera...

Leer más
La princesa egoísta y la rana

La princesa egoísta y la rana

Una leyenda cuenta que hace muchos años en un país muy lejano había una joven princesita que tenía como juguete más preciado a una pequeña bolita de plata. La...

Leer más
El cofre volador

El cofre volador

Erase una vez un mercader muy rico, que era experto en hacer dinero. Cuando daba un centavo solo era para recibir un escudo a cambio. Gracias a esto, consiguió...

Leer más
Menu