Cuentos de Princesas

El Príncipe y la Chica Sincera

El Príncipe y la Chica SinceraCuento corto: El Príncipe y la Chica Sincera

Esta es la historia del príncipe Clarian, un joven apuesto y sabio. Su padre, el rey, estaba orgulloso de él y le consultaba todos los temas del reino. En este día debían tomar dos decisiones importantes.

¿Por qué no te casas con ella? Es la hija de un rey poderoso padre.

Padre no me casaré con alguien sólo porque sea una princesa.

Entonces, qué otros atributos buscas en una esposa.

Aquel atributo del que depende todo lo bueno.

¿Aquel atributo del que depende todo lo bueno?

Soldado, señor el primer ministro desea verlos.

Ah que pase. Porque deseas jubilarte has sido el primer ministro desde el reinado de mi padre, hijo dinos donde encontraríamos a un hombre tan conocedor y dedicado como él.

Padre de él he aprendido que el conocimiento puede adquirirse. La dedicación y todas las cosas buenas dependen de un atributo. El atributo más importante de todos.

¿Y cuál es ese atributo del que hablas?

Tengo un plan.

El Príncipe les dio al Rey y al primer ministro una idea para seleccionar a un nuevo primer ministro apto para el reino.

Por tanto, se anunció algo en el reino al día siguiente.

El honorable primer ministro del reino se retira, el rey invita a todos los que deseen ocupar el puesto de primer ministro a presentarse en el palacio dentro de dos días al amanecer. Su Alteza Real nuestro Rey ha preparado una prueba.

Poblador 1, me pregunto qué tendrá en mente el Rey.

Poblador 2, ser primer ministro no es fácil. Se necesita dedicación y mucho conocimiento.

Tiara, más que dedicación y conocimiento. Para ser primer ministro hay que amar al reino y a su gente. Se necesita la delicadeza de un padre y la justicia de un juez. Y todo esto se resume en un solo atributo.

Oye, Tiara, si crees que sabes tanto sobre ser primer ministro, ¿por qué no te presentas?

Y Tiara se presentó.

Dos días después se encontraba en el palacio junto a otras diez personas. El príncipe les habló a todos.

Los hablo a todos en nombre de mi padre. Saben que convertirse en primer ministro requiere dedicación y conocimiento, pero también se necesita algo más. Amar al reino y a su gente. Se necesita la delicadeza de un padre y la justicia de un juez.

Así que su Alteza Real ha preparado una prueba para ustedes.

Aquí tienen una cesta con maíz y semillas de alubias. Separar las semillas del resto. A todos se les dará un huerto en diferentes zonas de los jardines del palacio, en donde plantaran las semillas y conseguirán que se conviertan en un cultivo sano. No podrán pedir ninguna ayuda durante la prueba. La forma en la que atiendan su jardín mostrará su dedicación, su delicadeza y su amor. Tras un mes seleccionaremos el mejor jardín y la persona a la que pertenezca será nuestro primer ministro.

Todos los candidatos al puesto de primer ministro cuidaron de sus jardines con gran atención y en una semana las plantas comenzaron a dejarse ver en todos los jardines, menos en uno, el de Tiara.

¿Por qué no crece nada en mi jardín? He hecho algo mal.

Tiara siguió esforzándose. El mes pasado y llegó el día de la inspección final y la selección. Todos los jardines estaban bonitos y sanos, excepto el de Tiara. Todavía no había rastro ni de una sola planta. El príncipe y el rey llegaron. Observaron todos los jardines.

Y finalmente llegaron al de Tiara.

¿Ni un solo brote?

Lo siento muchísimo alteza, lo he intentado, pero no he conseguido cultivar nada.

El rey, el príncipe se alejaron sin decir nada más y llegó el momento de anunciar al ganador.

En representación de su Alteza Real voy a anunciar al ganador de la prueba a nuestro próximo primer ministro, la señorita Tiara Campbell.

Antes de que recibieran las semillas les dije que para convertirse en primer ministro se requería trabajo duro y también conocimiento.

Lo que no les dije cuando empezamos es que todos y cada uno de estos valores proceden de un solo principio, el principio de la sinceridad, porque la persona que no es sincera no puede ser dedicada nunca podrá amar de verdad ni tampoco será justa con nadie. Las semillas que les entregamos estaban muertas. Es imposible que produjesen ni un solo brote ni ninguna raíz, que hayan conseguido cosechas sanas demuestra que han hecho trampas para impresionar a su Alteza Real.

Sólo una persona ha realizado la prueba con sinceridad de integridad y esa persona es Tiara.

Poblador 1, esto no es justo aun así hemos cultivado cosechas sanas.

Poblador 2, sí, sí.

Poblador 3, lo sentimos mucho, alteza. Cuando vimos que no crecía nada y nuestros huertos pensamos que habíamos hecho algo mal y por ello conseguimos nuevas semillas. Tiara es la única que tuvo el coraje de continuar con la tarea siguiendo las normas, aunque se arriesgarse a fallar. Solo ella merece ser primera ministra.

Pobladores, si, si, solo Tiara merece ser primera ministra.

Primera ministra necesito su consejo en un tema importante. Mi padre desea que me case pronto.

¿Qué te parece esto? ¿Me elegiría como marido si pudieras?

Apenas le conozco, alteza, y no puedo casarme con alguien sólo porque sea un príncipe.

Eso es lo que siempre le digo a mi padre. No puedo casarme con una persona sólo porque sea princesa.

Bueno, como se habrán imaginado, el Príncipe Clarian y Tiara parecían tener bastante en común. Pensaban igual y ambos valoraban la sinceridad más que cualquier otra cosa y por tanto, se respetaban el uno al otro y se convirtieron en buenos amigos.

FIN

Fuente: Cuentos de hadas españoles

Que tanto saben del cuento El Príncipe y la Chica Sincera

Es hora de poner a prueba los conocimientos de tus niñas y niños sobre el cuento El Príncipe y la Chica Sincera. Elaboramos un cuestionario de preguntas para tus peques.

  • ¿Cómo se llama el cuento?
  • ¿Qué personajes aparecieron en el cuento?
  • ¿Quién fue el presonaje principal del cuento?
  • ¿Cuál fue tu parte favorita del cuento?
  • ¿En que lugar ocurrio la historia?
  • ¿Inventa otro final para el cuento?

Cuentos cortos y de Princesas que también te puede interesar!

Cuentos soñadores, de aventura, dragones, príncipes, princesas y muchos más!

El Gato con Botas

El Gato con Botas

Esta antigua historia comienza con la muerte del molinero, un viejo hombre que vivía con sus tres hijos, entre los cuales repartió su humilde herencia. Para el mayor de los...

Leer más
La Princesa y el Jazmín

La Princesa y el Jazmín

Había una vez una hermosa princesa llamada Margarita que tenía un jazmín, la flor era su única amiga, un regalo que le había hecho la luna. La princesita le contaba...

Leer más
El pescador y su mujer

El pescador y su mujer

Este cuento infantil es una versión del original de los hermanos Grimm. Un pobre pescador iba todos los días al mar para echar sus redes, sacando apenas lo necesario...

Leer más
La princesa de ojos bellos

La princesa de ojos bellos

Cierto día en una granja lleno de animales nació un niña muy bendecida por todos los que la rodeaban, un bella princesa muy hermosa le llamaron Zoé.

Leer más
La Bella y la Bestia

La Bella y la Bestia

Había una vez, una hechicera que convirtió a un Príncipe en una horrible bestia, al darse cuenta de que era un joven egoísta y con corazón de piedra.

Leer más
Las Hadas de la Naturaleza

Las Hadas de la Naturaleza

Hace tres siglos y medio vivía un hombre que trabajaba en una granja escocesa. El hombre se llamaba Orraman, lo que significaba alguien que hacía todo tipo de trabajos...

Leer más
Menu