Cuentos de Princesas

Un par de pilluelos

Un par de pilluelosCuento corto: Un par de pilluelos

Un gallo le dijo a una gallina:

-«Las nueces ya maduraron, creo que sería mejor irnos lejos a comerlas, antes que llegue la ardilla y se las coma todas, ¿no te parece?».

-«Claro, dijo la gallina, vamos pronto a comer porque ya tengo hambre».

Así, llegaron a cierto lugar y comieron tanto hasta engordar, ya no podían ni moverse y menos caminar, por eso tuvieron que hacer un carro para movilizarse. De inmediato se subió la gallina y esperando que el gallo jalara el carro, pero el no quiso y le dijo:

-«No pienso hacer eso, prefiero ir caminando, así estaré mejor».

Y mientras se ponían de acuerdo apareció una pata muy enojada reclamando su presencia, pensando que ellos se comerían sus nueces empezó a perseguirlos, pero el gallo a tiempo la detuvo y bajo amenaza, hizo que la pata atada al carro los llevara mientras ella corría y el gallo hacía de chofer.

En el camino una aguja y un alfiler trataban de detener el carro para pedir que los llevaran, pues dijeron que iba a oscurecer muy pronto y no tenían movilidad. Una vez que aceptaron el gallo y la gallina, continuaron su camino juntos hasta llegar a un hospedaje. El dueño dudo en aceptarlos pero ante la oferta del gallo, de dejarle a la pata que ponía un huevo cada día, por fin el hombre acepto.

Todos descansaron felices aquella noche, al amanecer mientras todos dormían, canto el gallo y despertó a la gallina, juntos comieron el primer huevo que la gallina puso antes que salieran del hospedaje. Antes de partir, pusieron la aguja en la toalla del dueño de la posada y el alfiler en su asiento, de modo que el hombre se lastimara cuando las usara.

Al secarse la cara, el hombre se lastimo el rostro con el alfiler, muy enojado fue y se sentó sin saber que la aguja estaba clavada en su asiento favorito, y la aguja lo lastimo mucho, luego sospecho de sus huéspedes, fue a buscarlos y no los encontró. Pensó entonces que no era bueno hospedar gente como ellos, pues su manera de de hacer bromas no eran de su agrado y se van sin pagar su consumo.

Fuente: www.cuentoscortosparaniños.org

Que tanto saben del cuento Un par de pilluelos

Es hora de poner a prueba los conocimientos de tus niñas y niños sobre el cuento Un par de pilluelos. Elaboramos un cuestionario de preguntas para tus peques.

  • ¿Cómo se llama el cuento?
  • ¿Qué personajes aparecieron en el cuento?
  • ¿Quién fue el presonaje principal del cuento?
  • ¿Cuál fue tu parte favorita del cuento?
  • ¿En que lugar ocurrio la historia?
  • ¿Inventa otro final para el cuento?

Cuentos cortos y de Princesas que también te puede interesar!

Cuentos soñadores, de aventura, dragones, príncipes, princesas y muchos más!

Las Princesas Delicadas (versión 1)

Las Princesas Delicadas (versión 1)

En un reino muy antiguo, vivió alguna vez un rey y su señora reina. El matrimonio real tenía tres hijas hermosas y lozanas que gustaban de jugar y bailar...

Leer más
El azote del cielo

El azote del cielo

Un buen día un campesino decidió llevar un par de bueyes al campo para comenzar el arado. De pronto se dio cuenta que los cuernos de los dos bueyes...

Leer más
Bambi

Bambi

Érase una vez un bosque donde vivían muchos animales y donde todos eran muy amiguitos. Una mañana un pequeño conejo llamado Tambor fue a despertar al búho para ir...

Leer más
El rey malvado

El rey malvado

Había una vez un rey que era tan malvado que no permitía que ninguna viuda viviera en su reino, porque estaba seguro de que habían causado la muerte de sus...

Leer más
La Princesa Caprichosa

La Princesa Caprichosa

Había una vez una princesa muy caprichosa, cada día Lea una doncella quien tenían que peinar cada día a la princesa en un sitio diferente, en la sala, en...

Leer más
La Reina Escarcha

La Reina Escarcha

Cierta vez existió una mujer viuda que tenía dos hijas, una rubia muy bonita y trabajadora y otra morena y muy perezosa. La mujer quería más a la perezosa...

Leer más
Menu