Cuentos de Princesas

Blancanieves y los siete enanitos

Blancanieves y los siete enanitosCuento corto: Blancanieves y los siete enanitos

Érase una vez, una bella princesa llamada Blanca Nieves. Era buena, gentil y amiga de todos los animalitos.

Un día conoció a un apuesto príncipe. Mientras cantaban una canción de amor juntos, la malvada madrastra de Blanca Nieves, los observaba desde lejos.

Aunque la madrastra era la reina, era muy vanidosa, y envidiaba la belleza de Blanca Nieves.

Tanta era su envidia que ordenó a un cazador a que matara a la joven princesa.

Pero el cazador no podía hacerle daño a Blanca Nieves. Así es que le dijo que se fuera, y que nunca dejara que la reina la encontrara.

Blanca Nieves obedeció y se internó en el bosque. Después de correr asustada y sin rumbo, encontró una cabaña.

Toco la puerta, pero nadie le abrió. Entró lentamente…

¡El interior de la cabaña era todo un desastre! Pero con la ayuda de sus amigos del bosque, Blanca Nieves limpió todo el interior en un abrir y cerrar de ojos.

«Tal vez dejarán que viva aquí,» dijo Blanca Nieves.

En la planta alta, Blanca Nieves encontró siete camas. Eran tan chiquitas que pensó que eran camas de niños.

Cansada de tanto limpiar, Blanca Nieves bostezó y se durmió en las camas.

Mientras tanto, los Siete Enanitos se dirigían a su casa después de una largo día de trabajo en una mina de joyas.

Estaban ansiosos de llegar a su cabaña en el bosque.

¡Los Siete Enanitos quedaron sorprendidos al encontrar a la princesa en su casa!

Cuando Blanca Nieves se despertó, conoció a los Siete Enanitos: Doc, Gruñón, Estornudón, Dormilón, Tímido, Tontín y Feliz.

Los enanitos querían proteger a la princesa de la malvada reina, así es que invitaron a Blanca Nieves a vivir con ellos.

Para celebrar, todos cantaron y bailaron esa noche.

En el castillo, la reina se enteró de que Blanca Nieves aún estaba viva.

Furiosa, hizo una poción mágica para cambiar su apariencia. Su plan era engañar a la princesa.

Al día siguiente, después de que los enanitos se fueron a trabajar; la reina, disfrazada de anciana, le ofreció a Blanca Nieves una manzana roja muy apetecible.

Blanca Nieves mordió la manzana – y se quedó dormida. La reina la envenenó.

Cuando los enanitos regresaron del trabajo, persiguieron a la reina hasta la cima de una montaña en medio de una tormenta.

De repente, un rayo cayó sobre la montaña. La reina se cayó y nadie la volvió a ver.

Pero Blanca Nieves seguía dormida. Los Siete Enanitos la cuidaron día y noche, con la esperanza de que despertara.

Finalmente, el príncipe azul de Blanca Nieves llegó. Él había estado buscando a la bella princesa con la que había cantado en el castillo.

El príncipe despertó a Blanca Nieves con el primer beso de amor. ¡Eso rompió el hechizo!

Blanca Nieves y el príncipe, regresaron al reino y vivieron felices por siempre.

FIN

Fuente: Disney

Que tanto saben del cuento Blancanieves y los siete enanitos

Es hora de poner a prueba los conocimientos de tus niñas y niños sobre el cuento Blancanieves y los siete enanitos. Elaboramos un cuestionario de preguntas para tus peques.

  • ¿Cómo se llama el cuento?
  • ¿Qué personajes aparecieron en el cuento?
  • ¿Quién fue el presonaje principal del cuento?
  • ¿Cuál fue tu parte favorita del cuento?
  • ¿En que lugar ocurrio la historia?
  • ¿Inventa otro final para el cuento?

Cuentos cortos y de Princesas que también te puede interesar!

Cuentos soñadores, de aventura, dragones, príncipes, princesas y muchos más!

El Molinillo de los Enanos Colorados

El Molinillo de los Enanos Colorados

Había una vez, hace muchísimos años, dos hermanos que eran pescadores. Shiro, el mayor, tenía barcos grandes, redes nuevas y una hermosa casa. Jun, el menor, era pobre; sus...

Leer más
El Rey Pico de Tordo

El Rey Pico de Tordo

Había un rey cuya hija era muy linda, pero tenía una fea manera de tratar a los demás. Siempre veía los defectos ajenos y le gustaba poner apodos a...

Leer más
Bambi

Bambi

Érase una vez un bosque donde vivían muchos animales y donde todos eran muy amiguitos. Una mañana un pequeño conejo llamado Tambor fue a despertar al búho para ir...

Leer más
La anciana mendigante

La anciana mendigante

Una pobre señora ya avanzada en años tenía que mendigar para poder comer y continuar con vida. La mendiga no tenía a nadie y cada vez que pedía y...

Leer más
Basilisa la Hermosa

Basilisa la Hermosa

Había una vez un pueblo pequeño, en el que vivía un comerciante junto a su esposa y su hija, a la cual todos llamaban Basilisa la Hermosa, pues era...

Leer más
Juan con Suerte

Juan con Suerte

Juan había servido siete años a su amo, y le dijo:  – Mi amo, he terminado mi tiempo, y quisiera volverme a casa, con mi madre. Pagadme mi soldada....

Leer más
Menu