Cuentos de Princesas

Los Ríos y el Mar

Los Ríos y el MarFábulas de Esopo

Se juntaron los ríos para quejarse ante el mar diciéndole:

— ¿Por qué si nosotros te entregamos agua dulce y potable, haces tal trabajo, que conviertes nuestras aguas en saladas e imposibles de beber?

El mar, percibiendo que querían echarle la culpa del asunto, dijo:

— Por favor, dejen de darme agua y entonces ya no volverán a salarse sus aguas.

FIN

Antes de culpar a otros, fíjate primero si no eres el verdadero culpable.

Que tanto saben de la fábula Los Ríos y el Mar

Es hora de poner a prueba los conocimientos de tus niñas y niños sobre la fábula Los Ríos y el Mar. Elaboramos un cuestionario de preguntas para tus peques.

  • ¿Cómo se llama la fábula?
  • ¿Qué personajes aparecieron en la fábula?
  • ¿Quién fue el presonaje principal de la fábula?
  • ¿Cuál fue tu parte favorita de la fábula?
  • ¿En que lugar ocurrio la fábula?
  • ¿Inventa otro final para la fábula?

Fábulas para niños que también te puede interesar!

El Gallo y la Comadreja

El Gallo y la Comadreja

Una comadreja atrapó a un gallo y quiso tener una razón plausible para comérselo. La primera acusación fue la de importunar a los hombres y de impedirles dormir con...

Leer más
El Ciervo en el pesebre de los Bueyes

El Ciervo en el pesebre de los Bueyes

Un ciervo perseguido por la jauría y ciego por el terror del peligro en que se encontraba llegó a una granja y se escondió entre unas pajas en un...

Leer más
El Ruiseñor y el Gavilán

El Ruiseñor y el Gavilán

Subido en un alto roble, un ruiseñor cantaba como de costumbre. Lo vio un gavilán hambriento, y lanzándose inmediatamente sobre él, lo apresó en sus garras. Seguro de su...

Leer más
El Milano y la Culebra

El Milano y la Culebra

Raptó un milano a una culebra, elevándose por los aires. La culebra se volvió y le mordió, cayendo ambos desde lo alto a un precipicio, y el milano murió....

Leer más
La Vieja y el Médico

La Vieja y el Médico

Una vieja enferma de la vista llamó con la promesa de pagarle, a un médico. Este se presentó en su casa, y cada vez que le aplicaba el ungüento...

Leer más
El Ciervo, el Manantial y el León

El Ciervo, el Manantial y el León

Agobiado por la sed, llegó un ciervo a un manantial. Después de beber, vio su reflejo en el agua. Al contemplar su hermosa cornamenta, sintióse orgulloso, pero quedó descontento...

Leer más
Menu