Cuentos de Princesas

Los dos Recipientes

Los dos RecipientesFábulas de Esopo

Arrastraba un río en sus aguas a dos recipientes, uno de barro cocido y otro de bronce. El de barro le dijo al de bronce:

— Por favor mantente a distancia de mí, pues si me tocas aunque sea suavemente, me haré pedazos. Y además, de ninguna manera deseo estar cerca de ti.

FIN

La amistad no se consolida fácilmente entre disímiles.

Que tanto saben de la fábula Los dos Recipientes

Es hora de poner a prueba los conocimientos de tus niñas y niños sobre la fábula Los dos Recipientes. Elaboramos un cuestionario de preguntas para tus peques.

  • ¿Cómo se llama la fábula?
  • ¿Qué personajes aparecieron en la fábula?
  • ¿Quién fue el presonaje principal de la fábula?
  • ¿Cuál fue tu parte favorita de la fábula?
  • ¿En que lugar ocurrio la fábula?
  • ¿Inventa otro final para la fábula?

Fábulas para niños que también te puede interesar!

La Zorra y el Leñador

La Zorra y el Leñador

Una zorra estaba siendo perseguida por unos cazadores cuando llegó al sitio de un leñador y le suplicó que la escondiera. El hombre le aconsejó que ingresara a su...

Leer más
Los Bienes y los Males

Los Bienes y los Males

Prevaliéndose de la debilidad de los Bienes, los Males los expulsaron de la Tierra, entonces los Bienes subieron a los Cielos. Una vez estando allí preguntaron a Zeus cuál...

Leer más
El Ciego

El Ciego

Érase una vez un ciego muy hábil para reconocer al tacto cualquier animal al alcance de su mano, diciendo de qué especie era. Le presentaron un día un lobezno,...

Leer más
El Tordo

El Tordo

Un tordo picoteaba los granos de un bosquecillo de mirlos y complacido por la dulzura de sus pepitas, no se decidía a abandonarlo. Un cazador de pájaros observó que...

Leer más
La Lámpara

La Lámpara

Borracha de aceite una lámpara y lanzando una luz poderosa, se jactaba de ser más brillante que el sol. Pero en eso sopló un fuerte viento y se apagó...

Leer más
El Milano y la Culebra

El Milano y la Culebra

Raptó un milano a una culebra, elevándose por los aires. La culebra se volvió y le mordió, cayendo ambos desde lo alto a un precipicio, y el milano murió....

Leer más
Menu