Cuentos de Princesas

La Zorra y el Chivo en el pozo

La Zorra y el Chivo en el pozoFábulas de Esopo

Cayó una zorra en un profundo pozo, viéndose obligada a quedar adentro por no poder alcanzar la orilla.

Llegó más tarde al mismo pozo un chivo sediento, y viendo a la zorra le preguntó si el agua era buena. Ella, ocultando su verdadero problema, se deshizo en elogios para el agua, afirmando que era excelente, e invitó al chivo a descender y probarla donde ella estaba.

Sin más pensarlo, saltó el chivo al pozo, y después de saciar su sed le preguntó a la zorra cómo harían para salir de allí.

Dijo entonces la zorra:

—Hay un modo, que sin duda es nuestra mutua salvación.

Apoya tus patas delanteras contra la pared y alza bien arriba tus cuernos; luego yo subiré por tu cuerpo y una vez afuera, tiraré de ti.

Le creyó el chivo y así lo hizo con gusto. La zorra trepó hábilmente por la espalda y los cuernos de su compañero y salió del pozo, alejándose de la orilla al instante, sin cumplir con lo prometido.

Cuando el chivo le reclamó la violación de su convenio, se volvió la zorra y le dijo:

—¡Oye socio, si tuvieras tanta inteligencia como pelos en tu barba, no hubieras bajado sin pensar antes en cómo salir después!

FIN

Antes de comprometerte en algo, piensa primero si podrías salir de aquello, sin tomar en cuenta lo que te ofrezcan tus vecinos.

Que tanto saben de la fábula La Zorra y el Chivo en el pozo

Es hora de poner a prueba los conocimientos de tus niñas y niños sobre la fábula La Zorra y el Chivo en el pozo. Elaboramos un cuestionario de preguntas para tus peques.

  • ¿Cómo se llama la fábula?
  • ¿Qué personajes aparecieron en la fábula?
  • ¿Quién fue el presonaje principal de la fábula?
  • ¿Cuál fue tu parte favorita de la fábula?
  • ¿En que lugar ocurrio la fábula?
  • ¿Inventa otro final para la fábula?

Fábulas para niños que también te puede interesar!

Las Cabras Monteses y el Cabrero

Las Cabras Monteses y el Cabrero

Llevó un cabrero a pastar a sus cabras y de pronto vio que las acompañaban unas cabras monteses. Llegada la noche, llevó a todas a su gruta. A la...

Leer más
El Niño y el Gusano de Ortiga

El Niño y el Gusano de Ortiga

Un niño fue herido por un gusano de ortiga. Corrió a su casa y dijo a su madre: —Me ortigó fuertemente, pero yo solamente lo toqué con suavidad. —Por...

Leer más
El viejo Perro cazador

El viejo Perro cazador

Un viejo perro cazador, que en sus días de juventud y fortaleza jamás se rindió ante ninguna bestia de la foresta, encontró en sus ancianos días a un jabalí...

Leer más
El Labrador y las Grullas

El Labrador y las Grullas

Algunas grullas escarbaban sobre terrenos recién sembrados con trigo. Durante algún tiempo el labrador blandía una honda vacía, ahuyentándolas por el pánico que les producía. Pero cuando las aves...

Leer más
El deudor Ateniense

El deudor Ateniense

Un ateniense endeudado, apremiado por su acreedor para que le pagara su deuda, le pidió a éste que le concediera un corto plazo con el pretexto de que se...

Leer más
La Viuda y su Oveja

La Viuda y su Oveja

Una pobre viuda tenía una única oveja. Al tiempo de la trasquila, y deseando tomar su lana en forma económica, la trasquiló ella misma, pero usaba la herramienta en...

Leer más
Menu