Cuentos de Princesas

La Paloma sedienta

La Paloma sedientaFábulas de Esopo

Una paloma, incómoda por la molesta sed, vio una charca de agua pintada sobre un rótulo.

Pero sin darse cuenta de que sólo era un dibujo, voló hacia ella a toda velocidad e inevitablemente chocó contra el rótulo, hiriéndose lastimosamente.

Habiéndose quebrado las alas por el golpe, cayó a tierra donde fue capturada por uno de los transeúntes.

FIN

No dejes que el fervor, entusiasmo o necesidad nublen tu discreción.

Que tanto saben de la fábula La Paloma sedienta

Es hora de poner a prueba los conocimientos de tus niñas y niños sobre la fábula La Paloma sedienta. Elaboramos un cuestionario de preguntas para tus peques.

  • ¿Cómo se llama la fábula?
  • ¿Qué personajes aparecieron en la fábula?
  • ¿Quién fue el presonaje principal de la fábula?
  • ¿Cuál fue tu parte favorita de la fábula?
  • ¿En que lugar ocurrio la fábula?
  • ¿Inventa otro final para la fábula?

Fábulas para niños que también te puede interesar!

Los Viandantes y el Cuervo

Los Viandantes y el Cuervo

Viajaban unas gentes para cierto asunto, cuando encontraron a un cuervo que había perdido un ojo. Volvieron hacia el cuervo sus miradas, y uno de los viandantes aconsejó el...

Leer más
El Batanero y el Carbonero

El Batanero y el Carbonero

Un carbonero que hacía su trabajo en cierta casa visitó a un batanero que trabajaba no muy lejos de él, invitándole a trabajar en un mismo local, pues de...

Leer más
El Perro, el Gallo y la Zorra

El Perro, el Gallo y la Zorra

Cierta vez un perro y un gallo se unieron en sociedad para recorrer el mundo. Llegada una noche, el gallo subió a un árbol y el perro se recostó...

Leer más
La Tortuga y el Águila

La Tortuga y el Águila

Una tortuga que se recreaba al sol, se quejaba a las aves marinas de su triste destino, y de que nadie le había querido enseñar a volar. Un águila...

Leer más
Las Liebres y los Leones

Las Liebres y los Leones

Las liebres arengaban en la asamblea y argüían que todos deberían ser iguales. Los leones entonces replicaron: — Sus palabras, señoras liebres, son buenas, pero carecen de garras y...

Leer más
La Cierva tuerta

La Cierva tuerta

Una cierva a la que le faltaba un ojo pacía a orillas del mar, volviendo su ojo intacto hacia la tierra para observar la posible llegada de cazadores, y...

Leer más
Menu