Cuentos de Princesas

La Corneja y las Aves

La Corneja y las AvesFábulas de Esopo

Quería una vez Zeus proclamar un rey entre las aves, y les señaló un día para que comparecieran delante de él, pues iba a elegir a la que encontrara más hermosa para que reinara entre ellas.

Todas las aves se dirigieron a la orilla de un río para limpiarse.

Entonces la corneja, viéndose más fea que las demás, se dedicó a recoger las plumas que abandonaban los otros pájaros, ajustándolas a su cuerpo. Así, compuesta con ropajes ajenos, resultó la más hermosa de las aves.

Llegó el momento de la selección, y todos los pájaros se presentaron ante Zeus, sin faltar por supuesto, la corneja con su esplendoroso plumaje.

Y cuando ya estaba Zeus a punto de concederle la realeza a causa de tanta hermosura, los demás pájaros, indignados por el engaño, le arrancaron cada uno la pluma que le correspondía. Al fin, desplumada de lo ajeno, la corneja, simplemente corneja se quedó.

FIN

Nunca hagas alarde de los bienes ajenos como si fueran propios, pues tarde o temprano se descubre el engaño.

Que tanto saben de la fábula La Corneja y las Aves

Es hora de poner a prueba los conocimientos de tus niñas y niños sobre la fábula La Corneja y las Aves. Elaboramos un cuestionario de preguntas para tus peques.

  • ¿Cómo se llama la fábula?
  • ¿Qué personajes aparecieron en la fábula?
  • ¿Quién fue el presonaje principal de la fábula?
  • ¿Cuál fue tu parte favorita de la fábula?
  • ¿En que lugar ocurrio la fábula?
  • ¿Inventa otro final para la fábula?

Fábulas para niños que también te puede interesar!

El Tordo

El Tordo

Picoteaba un tordo los granos de un bosquecillo de mirlos, y complacido por el placer de sus pepitas no se decidía a abandonarlo. Un cazador de pájaros observó que...

Leer más
El Perro, el Gallo y la Zorra

El Perro, el Gallo y la Zorra

Cierta vez un perro y un gallo se unieron en sociedad para recorrer el mundo. Llegada una noche, el gallo subió a un árbol y el perro se recostó...

Leer más
Diógenes y el Calvo

Diógenes y el Calvo

Diógenes, el filósofo cínico, insultado por un hombre que era calvo, replicó: — ¡Los dioses me libren de responderte con insultos! ¡Al contrario, alabo los cabellos que han abandonado...

Leer más
El Enfermo y su Doctor

El Enfermo y su Doctor

Habiéndole preguntado un médico a un enfermo por su estado, contestó el enfermo que había sudado más que de costumbre. —Eso va bien dijo el médico. Interrogado una segunda...

Leer más
El Semidiós

El Semidiós

Un hombre tenía en su casa un semidiós, al que ofrecía ricos sacrificios. Como no cesaba de gastar en estos sacrificios sumas considerables, el semidiós se le apareció por...

Leer más
El niño ciego y su madre

El niño ciego y su madre

Un niño ciego de nacimiento, dijo una vez a su madre: — ¡Yo estoy seguro de que puedo ver! Y con el deseo de probarle a él su error,...

Leer más
Menu