Cuentos de Princesas

La Cabra y el Asno

La Cabra y el AsnoFábulas de Esopo

Una cabra y un asno comían al mismo tiempo en el establo.

La cabra empezó a envidiar al asno porque creía que él estaba mejor alimentado, y le dijo:

— Entre la noria y la carga, tu vida sí que es un tormento inacabable. Finge un ataque y déjate caer en un foso para que te den unas vacaciones.

Tomó el asno el consejo, y dejándose caer se lastimó todo el cuerpo. Viéndolo el amo, llamó al veterinario y le pidió un remedio para el pobre. Prescribió el curandero que necesitaba una infusión con el pulmón de una cabra, pues era muy efectivo para devolver el vigor. Para ello entonces degollaron a la cabra y así curar al asno.

FIN

En todo plan de maldad, la víctima principal siempre es su propio creador.

Que tanto saben de la fábula La Cabra y el Asno

Es hora de poner a prueba los conocimientos de tus niñas y niños sobre la fábula La Cabra y el Asno. Elaboramos un cuestionario de preguntas para tus peques.

  • ¿Cómo se llama la fábula?
  • ¿Qué personajes aparecieron en la fábula?
  • ¿Quién fue el presonaje principal de la fábula?
  • ¿Cuál fue tu parte favorita de la fábula?
  • ¿En que lugar ocurrio la fábula?
  • ¿Inventa otro final para la fábula?

Fábulas para niños que también te puede interesar!

El Ruiseñor y la Golondrina

El Ruiseñor y la Golondrina

Invitó la golondrina a un ruiseñor a construir su nido como lo hacía ella, bajo el techo de las casas de los hombres, y a vivir con ellos como...

Leer más
La Zorra a la que se le llenó su vientre

La Zorra a la que se le llenó su vientre

Una zorra hambrienta encontró en el tronco de una encina unos pedazos de carne y de pan que unos pastores habían dejado escondidos en una cavidad. Y entrando en...

Leer más
Las Ranas y el pantano seco

Las Ranas y el pantano seco

Vivían dos ranas en un bello pantano, pero llegó el verano y se secó, por lo cual lo abandonaron para buscar otro con agua. Hallaron en su camino un...

Leer más
La Corneja y los Pichones

La Corneja y los Pichones

Conoció una corneja un palomar que habitaban unos pichones muy bien alimentados, y queriendo disfrutar de tan buena comida blanqueó sus plumas y se unió a ellos. Mientras la...

Leer más
El Hombre y el León de oro

El Hombre y el León de oro

Un avaro que también era de ánimo apocado encontró un león de oro y púsose a decir: —¿Qué hacer en este trance? El espanto paraliza mi razón; el ansia...

Leer más
La Mujer y el Marido borracho

La Mujer y el Marido borracho

Tenía una mujer un marido borracho. Para librarle de este vicio imaginó la siguiente treta. Esperando el momento en que su marido se quedaba insensible como un muerto a...

Leer más
Menu