Cuentos de Princesas

El León, Prometeo y el Elefante

El León, Prometeo y el ElefanteFábulas de Esopo

No dejaba un león de quejarse ante Prometeo diciéndole:

—Tú me hiciste fuerte y hermoso, dotado de mandíbulas con buenos colmillos y poderosas garras en las patas y soy el más dominante de los animales. Sin embargo, le tengo un gran temor al gallo.

—¿Por qué me acusas tan a la ligera? ¿No estás satisfecho con todas las ventajas físicas que te he dado? Lo que flaquea es tu espíritu. —Replicó Prometeo.

Siguió el león deplorando su situación, juzgándose de pusilánime. Decidió entonces poner fin a su vida.

Se encontraba en esta situación cuando llegó el elefante, se saludaron y comenzaron a charlar. Observó el león que el elefante movía constantemente sus orejas, por lo que le preguntó la causa.

—¿Ves ese minúsculo insecto que zumba a mi alrededor?

—respondió el elefante —, pues si logra ingresar dentro de mi oído, estoy perdido.

Entonces se dijo el león: ¿No sería insensato dejarme morir, siendo yo mucho más fuerte y poderoso que el

elefante, así como mucho más fuerte y poderoso es el gallo con el mosquito?

FIN

Muchas veces, muy pequeñas molestias nos hacen olvidar las grandezas que poseemos.

Que tanto saben de la fábula El León, Prometeo y el Elefante

Es hora de poner a prueba los conocimientos de tus niñas y niños sobre la fábula El León, Prometeo y el Elefante. Elaboramos un cuestionario de preguntas para tus peques.

  • ¿Cómo se llama la fábula?
  • ¿Qué personajes aparecieron en la fábula?
  • ¿Quién fue el presonaje principal de la fábula?
  • ¿Cuál fue tu parte favorita de la fábula?
  • ¿En que lugar ocurrio la fábula?
  • ¿Inventa otro final para la fábula?

Fábulas para niños que también te puede interesar!

El Lobo y el Cordero en el arroyo

El Lobo y el Cordero en el arroyo

Miraba un lobo a un cordero que bebía en un arroyo e imaginó un simple pretexto a fin de devorarlo. Así, aun estando él más arriba en el curso...

Leer más
La Lámpara

La Lámpara

Borracha de aceite una lámpara y lanzando una luz poderosa, se jactaba de ser más brillante que el sol. Pero en eso sopló un fuerte viento y se apagó...

Leer más
El Estómago y los Pies

El Estómago y los Pies

El estómago y los pies discutían sobre su fuerza. Los pies repetían a cada momento que su fuerza era de tal modo superior, que incluso llevaban al estómago. A...

Leer más
El Asno que cargaba una imagen

El Asno que cargaba una imagen

Una vez le correspondió a un asno cargar una imagen de un dios por las calles de una ciudad para ser llevada a un templo. Por donde él pasaba,...

Leer más
Zeus y el Pudor

Zeus y el Pudor

Cuando Zeus modeló al hombre, le dotó en el acto de todas las inclinaciones pero olvidó dotarle del pudor. No sabiendo por dónde introducirlo, le ordenó que entrara sin...

Leer más
La Mula

La Mula

Henchida de cebada, una mula (producto del cruce de asno y yegua) se puso a saltar, diciéndose a sí misma: — Mi padre es un caballo veloz en la...

Leer más
Menu