Cuentos de Princesas

El Cisne y su dueño

El Cisne y su dueñoFábulas de Esopo

Se dice que los cisnes cantan justo antes de morir. Un hombre vio en venta a un cisne, y habiendo oído que era un animal muy melodioso, lo compró.

Un día que el hombre daba una cena, trajo al cisne y le rogó que cantara durante el festín. Mas el cisne mantuvo el silencio.

Pero un día, pensando el cisne que ya iba a morir, forzosamente lloró de antemano su melodía. Al oírle, el dueño dijo:

— Si sólo cantas cuando vas a morir, fui un tonto rogándote que cantaras en lugar de inmolarte.

FIN

Muchas veces sucede que tenemos que hacer a la fuerza lo que no quisimos hacer de voluntad.

Que tanto saben de la fábula El Cisne y su dueño

Es hora de poner a prueba los conocimientos de tus niñas y niños sobre la fábula El Cisne y su dueño. Elaboramos un cuestionario de preguntas para tus peques.

  • ¿Cómo se llama la fábula?
  • ¿Qué personajes aparecieron en la fábula?
  • ¿Quién fue el presonaje principal de la fábula?
  • ¿Cuál fue tu parte favorita de la fábula?
  • ¿En que lugar ocurrio la fábula?
  • ¿Inventa otro final para la fábula?

Fábulas para niños que también te puede interesar!

Hermes y el Escultor

Hermes y el Escultor

Quiso Hermes saber hasta dónde le estimaban los hombres, y, tomando la figura de un mortal, se presentó en el taller de un escultor. Viendo una estatua de Zeus,...

Leer más
Las Ranas y el pantano seco

Las Ranas y el pantano seco

Vivían dos ranas en un bello pantano, pero llegó el verano y se secó, por lo cual lo abandonaron para buscar otro con agua. Hallaron en su camino un...

Leer más
El Médico ignorante

El Médico ignorante

Un médico ignorante trataba a un enfermo; los demás médicos habían asegurado que, aunque no estaba en peligro, su mal sería de larga duración; únicamente el médico ignorante le...

Leer más
La Zorra y el Chivo en el pozo

La Zorra y el Chivo en el pozo

Cayó una zorra en un profundo pozo, viéndose obligada a quedar adentro por no poder alcanzar la orilla. Llegó más tarde al mismo pozo un chivo sediento, y viendo...

Leer más
El Lobo con piel de oveja

El Lobo con piel de oveja

Pensó un día un lobo cambiar su apariencia para así facilitar la obtención de su comida. Se metió entonces en una piel de oveja y se fue a pastar...

Leer más
La Langosta de mar y su Madre

La Langosta de mar y su Madre

—No andes atravesada y no roces tus costados contra la roca mojada, —decía una langosta marina a su hija. —Madre, —repuso ésta— tú, que quieres instruirme, camina derecha y...

Leer más
Menu