Cuentos de Princesas

Los Caracoles

Los CaracolesFábulas de Esopo

El hijo de un labrador se hallaba tostando unos caracoles. Oyéndoles crepitar dijo:

— ¡Ah miserables animalejos, están sus casas ardiendo, y aún cantan!

FIN

Hacer las cosas fuera del tiempo o lugar que les corresponde, no es nada inteligente

Que tanto saben de la fábula Los Caracoles

Es hora de poner a prueba los conocimientos de tus niñas y niños sobre la fábula Los Caracoles. Elaboramos un cuestionario de preguntas para tus peques.

  • ¿Cómo se llama la fábula?
  • ¿Qué personajes aparecieron en la fábula?
  • ¿Quién fue el presonaje principal de la fábula?
  • ¿Cuál fue tu parte favorita de la fábula?
  • ¿En que lugar ocurrio la fábula?
  • ¿Inventa otro final para la fábula?

Fábulas para niños que también te puede interesar!

El Asno y la Perrita faldera

El Asno y la Perrita faldera

Un granjero fue un día a sus establos a revisar sus bestias de carga: entre ellas se encontraba su asno favorito, el cual siempre estaba bien alimentado y era...

Leer más
El Lobo y el Pastor

El Lobo y el Pastor

Acompañaba un lobo a un rebaño de ovejas pero sin hacerles daño. Al principio el pastor lo observaba y tenía cuidado de él como un enemigo. Pero como el...

Leer más
La Golondrina y el Hijo pródigo

La Golondrina y el Hijo pródigo

Un hijo pródigo, habiendo derrochado su patrimonio, sólo le quedaba un manto. De repente vio a una golondrina que se había adelantado a la estación. Creyendo que ya llegaba...

Leer más
La Zorra que nunca había visto un León

La Zorra que nunca había visto un León

Había una zorra que nunca había visto un león. La puso el destino un día delante de la real fiera. Y como era la primera vez que le veía,...

Leer más
El Nogal

El Nogal

Un nogal que había crecido al pie de un camino y al cual los caminantes herían a pedradas para tomar sus frutos, dijo para sí suspirando: — ¡Infeliz de...

Leer más
El Náufrago y el Mar

El Náufrago y el Mar

Arrojado un náufrago en la orilla, se durmió de fatiga; mas no tardó en despertarse, y al ver al mar, le recriminó por seducir a los hombres con su...

Leer más
Menu